martes, 7 de mayo de 2013

LAS SECTAS RELIGIOSAS


LAS SECTAS RELIGIOSAS

ESCRIBE: JORGE SARMIENTO POLO

Como existen un gran número de organizaciones cristianas que en diferentes épocas se fueron apartando de la Iglesia Católica y de sí mismas (se calcula  en 2500 solamente las iglesias cristianas) es importante entender el porqué se les llama sectas y cuál es su accionar en el mundo. Una secta es cualquier grupo religioso que se desvía de las enseñanzas fundamentales de la fe cristiana histórica basada en la biblia.

Generalmente si una organización religiosa sigue a Jesucristo pero niega o distorsiona  las enseñanzas descritas por los apóstoles y otros santos en los evangelios, tales como la resurrección, la trinidad o la salvación solo por gracia, esta organización es considerada una secta.

 De esta manera, las sectas religiosas añaden sus propias reglas, rituales y ceremonias. Si bien es cierto que declaran la autoridad divina de la biblia, ésta es modificada o adaptada a sus propios intereses. Por tales motivos las doctrinas de las sectas religiosas son peligrosamente diferentes y conducen a otro mensaje del evangelio.
Como estas organizaciones presentan enseñanzas equivocadas, entonces multitudes de personas de muy buena fe y con ansias de mitigar sus sufrimientos en este mundo son llevadas por caminos equivocados.

CARACTERISTICAS DE LAS SECTAS

Según Bryan Wilson, las características más generales de las sectas religiosas son las siguientes:
La asociación es voluntaria, que puede presuponer cierta exigencia personal comprobada o sometida a examen por las autoridades del grupo
Existe una pretensión de exclusividad, por lo que sanciona con la expulsión a los que contravienen a la doctrina, preceptos morales u organizativos del grupo
 Existe una pequeña élite de personas a las que se les asigne un conocimiento o habilidades especiales
Aspiración a la perfección personal (cualquiera que sea el modo en que ésta se conciba).
Afirmación real del sacerdocio de todos los creyentes.
Muestran  indiferencia frente a la sociedad secular y el estado.
Organización autoritaria, jerárquica y piramidal:  no existe la democracia en ninguno de los niveles de la organización ni se permite la crítica.
Existencia de un líder, o grupo de líderes, cuya decisión es la única que cuenta. El líder controla todos los movimientos de los miembros, así como su dinero y no se somete a las mismas reglas que los seguidores.
Se instala un discurso “demonizador” del mundo, El mundo es visto casi como un infierno. Para escapar de este “infierno” se debe unir y permanecer en la secta. Sólo los miembros de la secta están en el camino correcto. Los demás están en tinieblas.
Se insta a los adeptos a depositar una confianza ilimitada en la secta; especialmente en los dirigentes del segundo nivel.
Carácter desorbitado de las exigencias financieras a sus adeptos
Ruptura inducida con el entorno o ambiente de origen. Se insta a los miembros a aislarse del mundo en que han vivido, incluyendo la familia.
Hasta aquí las características expuestas por Wilson.

 Podemos agregar otras características adicionales:

Declaran la guerra a la sociedad y cultura dominante.
Son enemigos de la ciencia, la medicina y la educación.
Creen que por su relación especial con Dios se justifica violar las leyes de la Tierra.
Se van contra la sabiduría acumulada de siglos de la humanidad.
Los líderes tienen un sentido de llamado divino, que nadie les ha conferido.
Simplifican la vida reduciéndola a la lucha entre Dios y Satanás.
Nos arrancan nuestras ansiedades a costa de nuestra libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada